Blog

4 claves para aprovechar mi estancia en el extranjero

ingles_extranjero_verano_jovenes_irlanda_curso_2022-2023
Blog / Viajes al extranjero

4 claves para aprovechar mi estancia en el extranjero

Curso de Inmersión en Cork Irlanda

Muchos jóvenes se preparan para realizar un curso de inmersión en el extranjero aprovechando los meses de verano. St. James lleva años organizando con mucho éxito un curso de 4 semanas en Cork, Irlanda, en el mes de julio. Después de 2 años de paréntesis, este año retomamos este programa que tanto valor aporta a los adolescentes. 


En esta entrada de blog nos gustaría destacar 4 claves en forma de experiencias a tener en cuenta para sacar el mayor provecho a estos programas.


Experiencia Lingüística


El primer motor que suele llevar a las familias a apostar por estos programas es el aprendizaje de inglés. Sin duda, estas estancias permiten al estudiante estar en contacto con el inglés en un entorno natural durante unas semanas y aprender expresiones coloquiales y expresiones del día a día que quizá son más difíciles de aprender en el aula. Esta estancia les ayuda a desenvolverse con mayor naturalidad en inglés.


El programa de St. James apuesta por el alojamiento en familias para potenciar este aspecto comunicativo. La convivencia es el lugar perfecto para desarrollar las habilidades comunicativas y soltarse a hablar en situaciones cotidianas. Nuestro programa también ofrece 3 horas de clase al día, de lunes a viernes, para favorecer un aprendizaje más estructurado y formal a la vez que lo van poniendo en práctica en cuanto salen de clase. 


Un punto a destacar en cuanto al aprendizaje de inglés es el hecho de que después de la estancia los estudiantes se muestran mucho más motivados a seguir aprendiendo ya que han sido testigos directos del valor que supone ser capaces de comunicar en inglés, ya no solo con las personas irlandesas que conozcan, sino también con otros estudiantes de otros países. 


viaje-cork-08

Experiencia Cultural


El programa que  St. James ofrece en Cork favorece también una inmersión cultural. Este aspecto es importante tenerlo en cuenta para que los jóvenes estén preparados y sean capaces de disfrutar de estas diferencias culturales en vez de verlas como una barrera o un problema. 


En este sentido descubrirán que los horarios, por ejemplo, son diferentes en la cultura anglosajona. Los irlandeses almuerzan más temprano y cenan también más temprano que los españoles. Pero no solo el horario es diferente, el almuerzo en Irlanda es una comida ligera mientras que la cena es la comida principal del día. El horario de regreso a casa también será diferente ya que los jóvenes españoles en verano suelen regresar a casa tarde mientras que en el programa en Cork el horario de regreso a casa está marcado por el programa de actividades. Cuando la actividad termina, los estudiantes regresan a sus casa. 


La comida, sin duda, será otra diferencia cultural que notarán nada más llegar. Encontrarán platos que no han probado antes o alimentos que no acostumbran a comer. Los hábitos alimenticios de cada estudiante jugarán un papel esencial a la hora de las comidas.


El tiempo será, sin duda, diferente. El verano en Cork es templado, con días de sol y de lluvia. La temperatura en julio en Cork oscila entre 13ºC y 20ºC con una media de 13 días de lluvia. Nada que ver con el verano sevillano. 


La experiencia cultural estará presente en todo momento: en las casas, la calle, las tiendas y el propio colegio, por ejemplo. 


ingles_extranjero_verano_jovenes_irlanda_curso_2022-2023


Experiencia Social


Una de las experiencias que mayor impacto tiene en los jóvenes es el aspecto social. Este programa en Cork permite a los estudiantes conocer personas de fuera de su entorno, ya sea de otras partes de España como de otros países. 


El programa social en este sentido juega un papel importante ya que incluye deportes, visitas a museos, paseos por diferentes pueblos, excursiones, juegos y actividades que favorecen la interrelación entre ellos. Además, los lazos que se establecen en estos programas perduran en el tiempo ya que los jóvenes mantienen esas relaciones personalmente o a través de redes sociales después de su regreso a España. 


Esta experiencia social es clave para preparar a los jóvenes para futuras experiencias internacionales. Cada vez son más los jóvenes que cursan estudios universitarios en el extranjero a través del Programa Erasmus o realizan cursos superiores en otros países. Por supuesto, también hay un número importante de españoles que buscan nuevas oportunidades profesionales fuera de nuestras fronteras. En todas estas situaciones una de las mayores dificultades es la integración con las personas del nuevo entorno. Estas experiencias en la adolescencia nos preparan para poder salir al extranjero en un futuro y ser capaces de entablar nuevas relaciones con éxito en un contexto desconocido. 

inglés_extranjero_verano_jovenes_irlanda_curso_2022-2023_3

Experiencia Personal


Si las tres experiencias arriba descritas tienen un impacto positivo en los jóvenes, a nuestro entender, la experiencia más importante es la experiencia personal que cada uno de los adolescentes vive a lo largo de esas semanas. 


Desde el momento que llegan los estudiantes a Cork tienen que tomar decisiones y gestionar situaciones por sí solos, o por lo menos, sin la supervisión directa de sus padres o personas de su entorno familiar. El programa en Cork está muy estructurado y no presenta grandes dificultades a los jóvenes pero siempre surgen situaciones que tienen que resolver en un entorno nuevo. Por ejemplo, puede que tengan que comprar el bono del autobús, hacerse cargo de su dormitorio, levantarse por la mañana sin la ayuda de los padres, llegar puntuales a las clases y las actividades o comprar algo que puedan necesitar sin conocer todavía bien la ciudad. 


Esta experiencia personal favorece el desarrollo de una de las habilidades personales más importantes no solo para los jóvenes sino para cualquier persona: la autorresponsabilidad. En este contexto entendemos por autorresponsabilidad la capacidad de tomar las decisiones acertadas en cada situación. Damos por hecho que los jóvenes que participan en estos programas son personas responsables y que serán capaces de gestionar las situaciones que surjan desde la responsabilidad favoreciendo así el desarrollo de la misma.


Conclusión

Como conclusión, podemos decir que el programa de inmersión que St. James ofrece a los jóvenes no es solo una oportunidad única de poner en práctica todos sus conocimientos de inglés sino también de aprender a disfrutar de las diferencias culturales, establecer relaciones con personas de fuera de su entorno y crecer personalmente. Todo un regalo que estamos seguros sabrán aprovechar.